• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Como armar el contenido de una biblioteca para chicos

Como armar el contenido de una biblioteca para niños

como armar un rincón de lectura

Hola a todos! Este es el primer post de varios, en los que hablaremos de cómo armar una biblioteca para los chicos. Si bien parecería tan fácil como ir a comprar unos cuantos libros, no es así si queremos que el contenido de dicha biblioteca sea de calidad, utilidad, y placer.
Muchos padres quieren fomentar el hábito de la lectura en sus hijos y no saben por donde empezar. Hablaremos también de eso. Les mostraré como ejemplo, cómo armé la biblioteca de mi hija, que no es ni muy grande ni muy chica, pero verán cómo sin una cantidad de libros exorbitantes podemos tener sin embargo una biblioteca con contenido exquisito y útil.

Muchos son las familias en las que los padres leen, o al menos uno de ambos. En ese caso, la cosa es más fácil. Los niños aprenden mucho del ejemplo, y vernos a nosotros leer es el mejor condimento para que les pique el hambre de lectura. ¿Pero qué libros les compramos? Ya tocaremos ese tema. Primero haremos una breve introducción sobre temas relevantes a la hora de pensar en la lectura de nuestros hijos. Cosas que, como les contaré más adelante, aprendí con la práctica misma, no sin cometer errores.

Como decíamos, hay padres que leen muchísimo, padres que leen ni mucho ni poco, y padres que no leen casi nada. Como ejemplo vale un botón:
En mi casa, cuando era niña, la que llenaba la bibliotecas de libros era mi mamá, que por su trabajo (es profesora de matemática) tenía infinidad de libros sobre ese materia, y además es una amante de la lectura y el teatro, por lo que también había muchos libros de novelas y obras teatrales. Mi papá sin embargo, tenía solo 4 libros, 3 de ajedrez y uno de tango. Y ahí terminaba su biblioteca. Pero leía el diario. No es dato menor. Yo veía leer a ambos. Y un dato super signficativo, mi papá se ocupó de que en la biblioteca de casa no nos faltarán ni a mi hermano ni a mi, libros para buscar información. ¿A que me refiero? Había enciclopedias, diccionarios de animales, diccionarios generales, y más tarde cuando se coleccionaban los fascículos y luego se armaban las enciclopedias visuales, él también las incorporó a la biblioteca. Y cada vez que alguna duda surgía en las conversaciones, él decía siempre la misma frase “agarremos el diccionario”. Así, sin tener quizá el hábito de leer como tenía mi madre, pudo sin embargo inculcarnos ese hábito a nosotros, el de la utilidad de los libros. El del libro como recurso.

Entonces, a lo que voy con esta anécdota familiar es a que, tanto sin son asiduos lectores como si no, pueden de todas formas inculcar el hábito en sus hijos. Claro, que tienen que dar el ejemplo en algún punto, aunque sea mínimo. Y tener la predisposición para hacerlo. Pero no es necesario que se vuelvan super lectores, devoradores de libros (aunque estoy segura que les encantaría!) sino poder entender primero que nada que los libros SIRVEN. ¿Para qué? Para conocer, para aprender, para dudar, para disfrutar, para utilizarlos en nuestro beneficio, para alcanzar objetivos, en fin, para muchas cosas.
Algunos dicen que los niños ya no leen, que los adolescentes tampoco. Hay estudios, sin embargo que muestran que leer los subtítulos de las películas es una ejercicio de lectura impresionante. La lectura esta en todos lados. Si compramos un celular, o una pc, o cualquier aparato electrónico o mecánico y enseguida nos vamos al manual, estaremos incursionando también en otro tipo de lectura, pero lectura al fin. El típico caso de las lecturas tutoriales como les digo yo.

Así que, lo primero que tenemos que hacer es desterrar mitos.

-El ejemplo es importante, y se puede comenzar en cualquier edad a dar el ejemplo.

-No necesitamos ser grandes lectores, pero si (algo que esta al alcance de todo el mundo) ser amigo de los libros. Ver su potencial.

-No necesitamos (atentos a esto!) grandes sumas de dinero para armar una biblioteca con buen contenido. No necesitamos recurrir a libros específicamente caros, o a tomos gordos. Se puede armar una buena biblioteca de otra manera.

-Tampoco necesitamos un mueble demasiado grande, ni nada por el estilo. Si bien es bueno armar un lugar de lectura, un lugar donde los libros estén medianamente acomodados y sean de fácil acceso, no necesitamos la sala destinada a la biblioteca ni comprar un mueble específico para tal fin si no contamos con el dinero para ello.

-Tampoco necesitamos ser grandes conocedores de la literatura, con estos tips que les voy a ir dando a lo largo de estos post, van a ver como resolver el contenido que le vamos a poner a nuestro lugar de lectura va a ser más fácil y más económico de lo que pensaban. Sin grandes estudios sobre el tema.

-Necesitamos planear con anticipación! Si bien es algo fácil de hacer (ya verán!) lleva su planeamiento, no es cuestión de decir una tarde “voy a armar una biblioteca para fomentar la lectura” y… ¿qué hacemos? nos vamos a la primer librería, compramos unos veinte libros si nos lo permite el dinero, o menos si no tenemos tanto, y los elegimos sin criterio previo, o con un criterio lineal ¿qué quiero decir con esto? Sin variedad, eligiendo por el título, por la tapa, por los dibujos o lo que es peor, porque son para niños de tal o cual edad sin más, u otro de los grandes errores, comprar todos libros “que supuestamente son para varones si tenemos varones” o toso libros “que supuestamente son para niñas si tenemos niñas”. Entonces… ¿Qué compramos? No les voy a decir exacto qué títulos, sino con qué criterios pueden aumentar la curiosidad de los niños hacia la lectura.

-Si bien es bueno que los niños tengan libros desde antes de saber leer (si, ya hablaremos también de esto!), y sobre todo, en el momento que empiezan a sentir curiosidad por la lectura. Nunca es tarde para armar una biblioteca! Así que tanto si no saben leer, como si ya quieren saber qué dicen los envases de los productos, como si ya empezaron a leer y reconocen las letras, como también y porqué no, si ya son más grandes, y leen hace rato, o ¡atención! si ya están en la adolescencia! ¿Que en la adolescencia ya es tarde porque ya no nos toman tanto como ejemplo o tienen otros intereses ya formados? Que no! Que nunca es tarde para fomentar la lectura! Costará quizás un poquito más, según también de que forma lo intentamos.

Y por último, para no hacer este post no sea más extenso de lo que ya es jajaja, les doy un consejo que aprendí a partir del error. Cuando mi hija comenzó a leer, yo tenía la equivocada percepción de varias cosas en referencia con la lectura:
Pensaba que había libros para chicos y libros para grandes y que… los libros para grandes no debían estar al alcance de los chicos! No comentan esa locura! Los chicos no sienten curiosidad por algo que no tienen la capacidad de procesar. Si bien hay que guiarlos, acompañarlos y estar atentos, como lo hacemos con la televisión (con la televisión más porque una imagen puede llegar a perturbar mucho, sobre todo si contiene sexo explícito o demasiada violencia) tenemos que saber que el chico por si solo se alejará de los temas que no le interesan en ese momento de su crecimiento. Y cabe decir que la naturaleza es sabia en ese sentido. Salvo que los niños esten desprotegidos emocionalmente, o que se los apure a crecer, ellos mismos vivirán sus etapas y elegirán los libros que les sean útiles. Entonces, todos los libros al alcance! Con nuestra compañía claro esta, que es quizás lo más difícil de conseguir, hacerle saber al niño/a que estamos ahí para aclarar sus dudas, para ayudarlos, hacerles saber que siempre pueden recurrir a nosotros sin miedos, hacerles ver que el diálogo es importante en todos los ámbitos de la vida. En fin, todas esas cosas forman parte de acompañar a nuestros hijos en su crecimiento. Sin condiciones, con amor, y con esmero. Entonces, si estamos leyendo un libro “para adultos” es probable que nuestros hijos quieran saber de qué se trata (¡Nos ve con ese libro de aquí para allá, es todo un misterio para ellos!) entonces es el momento de entrar en acción y con palabras que ellos entiendan contarles más o menos de qué se trata, cuál es la historia, etc).

Otra de las cosas importantes que aprendí a través del error, es que no es necesario que todos los libros sean super felices. En mi afán porque la lectura causará placer, me preocupaba en leer con anterioridad todos los libros que adquiría, tratando de evitar un mal trago a mi hija. Otro error! Si el libro da la casualidad que habla de algo que les puede doler, no deben olvidar que lo mismo pueden encontrar en la vida misma, charlando con amiguitos, etc. Y otra cosa que no deben olvidar es el gran valor que tiene que ustedes estén ahí para guiarlos! No se subestimen como padres, crean es ustedes mismos, y en el diálogo que fomentan con sus hijos, y estén abiertos a conversaciones que pueden parecer de movida difíciles pero que son de gran importancia y crecimiento tanto para ellos como para nosotros.

Bueno, por ahora, los dejo con estas reflexiones para que piensen en ellas. Si ya armaron alguna vez una biblioteca para sus hijos, piensen, recuerden, qué criterios utilizaron para elegir el contenido y porqué (me encantaría que me comenten al respecto!). Si nunca lo hicieron, piensen en el porqué también (también me encantaría saber tus ideas al respecto!)
Si justo este post te resultó de utilidad en algo, también cuéntanos, y si estas en estos momentos pensando en armar una biblioteca, y esto te viene como anillo al dedo, o te dieron ganas de reestructurarla, también no dejes de comentarnos! Es dialogando, como todos nos nutrimos de todos y el post se hace mucho más rico con las opiniones de ustedes! No lo olviden!

Para estar al tanto de todos los post que van a seguir a este, te recomiendo que te suscribas al sitio, además de comunicarte de los nuevos posts, habrá material especial para los suscriptores, algunos realmente interesantes!

Si te quedaste ansios@ queriendo saber ya como armar la biblioteca, decirte que el próximo post saldrá hoy mismo, porque es una continuación muy ligada a este. Lo que sería la introducción y los criterios. Y luego ya más detenidamente les mostraré según esos criterios, los libros que están en nuestra biblioteca, sobre todo en la de mi hija. No para que compren los mismos, exactamente, claro esta, pero si para que sirva de orientación, y si les gusta alguno específico puedan también buscarlos o buscar similares.
Ahora los dejo con las dos fotos con las que empezaremos el próximo post, porque hablaremos de los tamaños de los libros, los tamaños de las bibliotecas… Que si enormes, que si chiquitas, que qué pasa si no tenemos una ni dinero para comprarla, que si yo tengo más libros que esos o yo tengo muchos menos, que si empiezo desde cero cómo hago, cuántos libros, cuáles, etc.
Si leen mucho o han comprado infinidad de libros, estas fotos les parecerán sosas, si en cambio no leen casi nada, probablemente les parecerán imposibles. Tranquilos. De a poco. Les aseguro que con un buen criterio podemos armar algo realmente bueno y que sea atractivo para los chicos de manera que los anime al mundo de la lectura!

Biblioteca Biblioteca1

Espero les haya gustado este primer post de la serie! Nos vemos en un ratito!!!

Para compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

4 responses on "Como armar el contenido de una biblioteca para chicos"

  1. Hola Gaby!!! que lindo tema!!! y muy buenas tus indicaciones y consejos. En casa no leía casi nadie pero siempre sentí atracción por los libros de adolescente fue cuándo tomé más contacto con ellos, pero ya de adulta los amé y los amo con el corazón.
    A veces pienso todo lo que me perdí de leer siendo más joven pero después pienso que todo llega a su tiempo no?
    En casa damos el ejemplo los dos y te puedo asegurar que mis tres niñas nos siguen con gusto.
    Estoy super de acuerdo con vos, sobre que no hay que limitar su lectura por la edad o temática, eso lo aprendí hace 4 años educando en casa, pues eligen lo que les agrada, si se cansan lo dejan cunando lo ven dificultoso y lo retoman cuando creen poder comprenderlo mejor por sí solas. Es maravilloso verlas crecer tan sanamente.
    Otra cosa, no dejen de contagiar el amor por las bibliotecas, pues en ellas hay tesoros invaluables!!. Mis hijas adoran visitarlas.
    Un abrazo enorme.
    Lorena.

    • Lore, que lindo verte siempre por acá! Y que importante lo que decís, hay que seguir visitando bibliotecas, como antes, son hermosas. Nosotras allá éramos socias de la que teníamos cerquita y sacamos varios libros. Ahora en el nuevo hogar, ya visitamos la de la zona y prontito nos vamos a hacer socias también!
      Un abrazote!

  2. Qué preciosura de post Gaby y qué inteligente! Me quedo encantada con eso de planificar con cuidado y aprender a elegir la lectura con criterio! Es una enseñanza realmente por fuera de lo común y me parece fantástica como un recurso más para agudizar la intuición y el conocimiento de los gustos y necesidades de nuestros hijos, aunque obviamente vayan surgiendo cuando pueden procesarlo como dice Lore y como bien explicaste vos.
    Y eso de que en una biblioteca debe haber libros para todos (todas las edades) ahhhhh eso es música para mis oídos!!! Es belleza pura, sencillez y aceptación de las cosas como son! Qué herramienta maravillosa para fomentar la creatividad y el diálogo.
    En mi caso por ejemplo yo tengo una súper, súper enooooorme y vastísima biblioteca VIRTUAL, debo andar en un promedio de bastante más que 1000 libros electrónicos porque soy una devoradora desesperada y me da un placer absoluto. Es así que mi hija de 17 comenzó a ver que yo diariamente consumo cantidades indescriptibles de información con una avidez extrema y naturalmente ella comenzó a interesarse en los libros digitales. Es así que eligió para comenzar con su biblioteca Online, primerísimo que nada “El principito” y luego toda la serie de Ami de Enrique Barrios. Tanta enseñanza le han dejado y tantas emociones, que muy a menudo viene y me comenta algún pasaje de esos libros que le parece pertinente a la conversación o simplemente para utilizarlos para averiguar algo más que le interesa.
    Como los libros, me ha dado un placer enorme leer tu post y me dejó con ganas de más! Así que me voy corriendo a leer el que sigue de la serie!!!
    ESPECTACULAR GABY!!!!!!!

    • Sil, la serie AMI!!! Acá tenemos dos! Y te digo que a veces compro para mi literatura infantil, porque descubrí que me encanta, claro después me los saca mi hija jajaja pero que mejor manera para fomentarle la lectura ¿no? Y ella agarra los míos, sobre todo si me ve mucho tiempo con uno, enseguida quiere saber qué demonios leo jajajaj
      Me encantaría echarle un ojo a la biblioteca virtual de tu hija, debe ser un lujo!
      Te espero por supuuuu en el otro post, y desde ya te agradezco tan hermosas palabras y el venir a hacerme compañia, claro! Besotes!

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas de nada!

top
X