• LOGIN
    • No hay productos en el carrito.

Criterios para armar una biblioteca infantil

Criterios a la hora de armar una biblioteca infantil

como armar biblioteca infantil

Acá estamos con el segundo post de esta serie en la que se intentará ayudar a aquellos que quieran armar un rincón de lectura para sus hijos.
El primer post se llama Como armar el contenido de un biblioteca para chicos, y allí tienen desde anécdotas, hasta errores que yo misma he cometido, como también un pantallazo generar para desterrar algunos mitos.
Ahora bien, en el post que les mencioné hablamos de elegir el contenido con algún criterio. Y desterramos criterios tales como “compro muchos libros para niñas” “compro muchos libros para niños” “hago un estudio minucioso de la literatura nacional y mundial” “compro los más vistosos, o los más caros, o los más gordos, etc”.

A partir de ahí cada uno debe elegir sus propios criterios, sobre todo si los chicos no están todavía habituados a leer. Por lo que no nos pueden decir qué cosas les gustan y cuáles no. Aunque claro, hablar con ellos sobre el tema (a no ser que sea un regalo sorpresa!) es una buena idea para generar criterios al respecto.
Otra forma de establecer qué libros compramos es acudir al conocimiento que tenemos de nuestros hijos, de las cosas que les gustan, las áreas que más les interesan, las preguntas que hacen, los programas de tv que miran, los juguetes que más le apasionan, etc.
Esas son dos formas de no equivocarse! Y con las que podemos empezar a comprar los primeros libros. Claro, ambas son muy personales por lo que no puedo más que mencionarlas, cada uno deberá armar esos dos criterios en base a preguntas que se hagan, y que pueden responderse tranquilamente en una tarde.
Les aconsejo eso si, que si bien uno entra a una librería y debe dejarse llevar, (sobre todo si va con los chicos!) que antes escriban las ideas que tienen de lo que quieren especificamente buscar. ¿Porqué? Por que es muy fácil perderse en una librería, por la cantidad es inmensa, y no sería raro que terminemos por comprar cosas completamente diferentes a la que pensamos. Así que anoten, confien en su criterio, en las respuestas a esas preguntas, y vayan directo al grano. Ya habrá tiempo de perderse y ver que se encuentra! Ahora estamos armando una biblioteca básica y funcional.

Hasta acá todo muy personal. Ahora les comentaré un criterio un poco más general pero no por eso menos abarcativo. Es el criterio que yo utilizo, y que erán desarrollado en los próximos post. Verán que por cada cosa que ahora les mencionaré, he comprado uno o dos libros. A veces usados, a veces revistas. Pero ya hablaremos del tipo de libro. Ahora pensemos en el contenido del libro.
Si tengo que nombrar esta forma de comprar libros, lo llamaría:
Biblioteca en base a las inteligencias múltiples.
¿Que quiero decir con esto? Si es la primera vez que escuchas (o mejor dicho lees!) sobre las inteligencias múltiples, enseguidita te pongo al día sobre lo que trata. Pero antes una breve introducción al tema de la biblioteca:
Cuando empecé a elegir libros para mi hija, lo primero que pensé es que encontrará en ellos algo que le interese. Por supuesto, a veces, aunque los conocemos mucho, sabemos algunas cosas que les interesan y otras no. Es más, ellos mismos no saben todas las cosas que les interesan, las que pueden despertarle curiosidad más tarde, aquellas para que las tienen habilidad, y los temas que más pasión les produce leer. Esto es, además de pregonar con el ejemplo, un camino a descubrir. No hay libros exactos que los chicos adorarán sin más. Hay infinidad de libros, y todos interesantes en algo. Pero no todos tendrán en ellos el mismo efecto, ni les gustará de la misma forma leer. No se lee por leer, se lee por interés en lo que uno lee.
Entonces ¿cuáles podrían ser los intereses de nuestros hijos? ¿Cómo sabemos que cosas les gustan, cuáles les gustarán más tarde, y cuáles no les gustarán nunca?. Hay una respuesta, conociendo, probando, haciendo camino al andar como dice la canción. ¿Entonces compro cualquier cosa y vamos viendo? Puede ser, pero también puede ser que sigas un criterio en el que seguramente no te equivoques. El de las inteligencias múltiples!

Pasemos ahora a hablar muy brevemente sobre que es esto de las inteligencias múltiples. A grandes rasgos, decirles que más allá de la inteligencia como se conoció siempre, en áreas archiconocidas como el lenguaje o las matemáticas, ahora se sabe, que hay muchas más inteligencias. Con esto se conoce también que aquellos que no son inteligentes para un área pueden serlo para otras, y que aquellos que anteriormente no eran inteligentes en las áreas archiconocidas, eran probablemente muy hábiles en alguna de las inteligencias que luego se conocieron. De hecho, se aconseja guiar a los niños en el aprendizaje basandose muchas veces en la inteligencia que dominan (una vez descubierta claro!) para que a través de ella poder transmitirle conocimientos de otras áreas y temas.
El número de las inteligencias depende del autor que lean, algunos dicen que son 7, otros que son 9 y hay los que nombran 8. También parece ser que constantemente están descubriendo nuevas. Así que atentis!

Para esta serie de post, vamos a centrarnos en las 7 sobre las cuales yo tenía noticia cuando empecé a comprar libros para mi hija.
Al final del post les dejo la lista de ellas.

Para seguir con el armado de la biblioteca, vamos a decir entonces que podríamos centrarnos en estos datos ¿Porqué?

En primer lugar porque de seguro embocamos con un libro de su interés si apelamos a abarcar con un criterio simple gustos muy disimiles.

En segundo lugar porque es una muy buena forma de además de fomentar la lectura, ir mostrando al niño estas áreas y que él las vaya descubriendo a su tiempo y ganas, pero que esten ahí, al alcance de la mano.

En tercer lugar, por es un criterio fácil de cubrir sin mucho dinero y otorgando variedad y calidad.

Piensen en una biblioteca de 7 libros para empezar. Solo 7. Quizás solo lean uno. No importa. Ese nos va a guiar en la segunda compra. Si pueden hagan una pequeña compra por mes. Para ir aumentando la variedad.
¿Qué pasa si no leen ninguno? Nada, no pasa nada. No tiren ni regalen los libros si los niños de la casa todavía no los leyeron, aunque ellos mismos digan “este libro dónalo, este libro no lo quiero leer por nada del mundo”, Etc. No presionen. Es tremendo leer presionados. Cada vez le tendrán más fobia a ese libro de esa manera. Sencillamente digan “bueno no importa” y ubiquen el libro en la biblioteca de ustedes, o en algún lado donde pongan los libros de los padres, y si tienen una biblioteca conjunta, digan que ustedes sí lo quieren leer más adelante y mezclen el libro entre el montón. Solito, ahí quietito, el libro hará su trabajo. ¡Créanme que esto es así! La sola presencia del libro, hace por si solo el trabajo! Podemos ayudar, pero medidamente, y sin que se note. Sin que se note eh!

Bueno, antes de contarles sobre las 7 inteligencias, voy brevemente a hablarles de los tipos de libros. Muy por encima, pero para que tengan una idea que dentro de los libros que vayan a incluir, estaría genial que hubiera algunos sin falta. ¿tapa dura?¿tapa blanda? ¿grandes? ¿chicos? ¿con muchos dibujos, con pocos?¿usados, nuevos? ¿novelas, cuentos, colección de cuentos, chistes (si chistes!) novelas gráficas, cómic, suspenso, terror, románticos, manuales escolares?
La pregunta podría seguir! Veamos… en mi opinión, hay cosas que no pueden faltar, sobre todo si todavía no sabemos cómo va a reaccionar nuestro hijo/a con la lectura. Entonces, en la selección de libros incluiría diferentes formatos: primeramente algún cuento (puede ser usado), también una historieta o cómic, y una novela gráfica. De esta manera, si tienen reticencia a los libros, quizás podamos hacerlos amigos a través de la lectura de un cómic, o de una novela gráfica, que suelen ser de poco texto y mucha imagen.

En otro post (cuando llegue el turno), hablaremos de la diferencia entre cómic y novela gráfica. En cómo elegir los cuentos para abarcar con ellos varias cosas concernientes al crecimiento e interés de los niños, y qué utilidad pueden tener las revistas.

¿Qué pasa con las diferentes edades?
No es un tema menor, pero no es un tema difícil de resolver. Con el criterio de las 7 inteligencias, podrán ver que encontrarán libros acordes a cualquier edad. Pueden así empezar una biblioteca para un niño que todavía no lee siguiendo este mismo criterio, como para uno que recién empieza a leer, o porqué no, para un adolescente. Claro, puede que los libros sean otros de acuerdo a el vocabulario que manejan, la complejidad de la capacidad de lectura, y las etapas que van atravesando. Pero con este criterio, no le pifiaran. Ya lo verán en detalle en los próximos post en los que veremos cada inteligencia por separado y posibles libros para cada una de ellas.

Ahora, vamos al grano con esto de las inteligencias y van a ver cómo enseguida empiezan a entender qué fácil puede ser armar una biblioteca sin saber nada de la literatura universal, comprando pocos libros al principio y completando con uno o dos al mes. Se les van a ocurrir un montón de ideas, seguro perfeccionan la técnica así que a comentar los que se les ocurre!!!

Las 7 inteligencias:
(Tengan en cuenta que solo las menciono, hablaremos de cada una de ellas en los próximos post, con ejemplos de libros posibles para cada una, pero verán que solo con el nombre se les ocurrirán muchas cosas!).
-LENGUAJE
-MATEMÁTICA Y LÓGICA
-MÚSICA
-RAZONAMIENTO ESPACIAL
-MOVIMIENTO
-INTELIGENCIA INTERPERSONAL
-INTELIGENCIA INTRAPERSONAL
¿A que ahora ven más fácil armar una biblioteca con poco y que cubra muchas áreas de interés?
¡Los espero en los comentarios y en los próximos post!

como armar una biblioteca infantil

Para compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 responses on "Criterios para armar una biblioteca infantil"

  1. La mejor manera de fomentar el interés por un libro que se ha adquirido con cierto criterio de futuro probable, aunque los chicos digan que no les gusta el tema, es lo que sabiamente mencionas de mezclar el libro en nuestra propia biblioteca!!!! Magistralllllll Gaby!!!

    Y yo agregaría… De vez en cuando cambiarlo de lugar, desempolvarlo y exhibirlo de forma distinta para que la vista no se aburra de percibirlo inmóvil y lo olvide también…. Y ¿por qué no leerlo nosotros aunque sean libros que ya no corresponden a nuestra edad? Si nos ven leerlo, divertirnos, emocionarnos o recordar momentos vividos y experiencias diversas…. podría ser que SE INTERESEN NATURALMENTE !!!!!

    Cada uno de tus post Gaby me dejan la sensación de ricuras y muy jugosas!!!
    Chapeau, chapeau!!! me encantó y me divertí! ¿Se puede pedir más?

    • Imagen de perfil de Dialoguista

      Claro Sil, que el libro participe! Acá he comprobado que funciona! M ha llegado a devorar libros que en su momento se negó rotundamente a leer y como los ha disfrutado después! Los libros jamás se tiran, solo se regalan o donan cuando ya han cumplido su función en la casa, y algunos quedan eternamente con nosotros porque los queremos siempre cerca! Tengo un libro sobre la creatividad, por ejemplo, que ya tiene todas las hojas sueltas de las veces que lo leí. Mi hija también lo leyó, no todo pero si muchas cosas, y no pasa un tiempo que va y lo agarro de nuevo jajajaj como los chicos que aprenden a leer y agarran los cuentos que antes les leíamos nosotros pero ahora quieren releer ellos mismos. Tiene tanta vida útil un libro!
      Tus ideas Sil siempre atinadas, a mover los libros de lugar, claro que si!
      Un Abrazote y muchísimas gracias por pasar a dialogar 😉

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas de nada!

top
X