• LOGIN
    • No hay productos en el carrito.

El juego, el último en la lista

 

Desde que nacemos, hasta aproximadamente los 6 años a veces un poco antes. Aprendemos casi todo mediante el juego. Nuestros padres juegan con nosotros como forma de diversión, y como entrenamiento para nuestras habilidades. Nadie discute que es así como aprendemos.
Pero llega la lectoescritura, que no digo que esté mal, pero con ella llega algo de relevo del juego. Le damos las gracias por los servicios prestados, y ahora toca aprender de otra forma, que ya podemos y ya estamos grandecitos. Y el juego pasa, ni siquiera a segundo lugar, pasa a estar último en la fila.
Escuela, extraescolares, tareas, actividades diversas de entretenimiento externo (ya digo de qué hablo), y el juego a lo último cuando hay tiempo, cuando sobra tiempo. Pocas veces, reservamos tiempo especial para el juego. No le damos la importancia que merece. La importancia que necesita. No en vano es un derecho. No una opción. Pero lo tratamos como opción. Como la última.
La sociedad nos lleva a eso. Claro, pero las grandes empresas están viendo que el juego da algo que ninguna otra cosa da, una motivación diferente. De ahí que estamos en la época de la gamificación. Los empleados son mejores, más eficientes, más capaces, má creativos, en un sistema gamificado. Era hora que se den cuenta! Pero qué pasa en todos los demás ámbitos de la vida? A la sociedad poco le importa la infancia. Nadie me quita eso de la cabeza. Como tampoco les importa la vejez. Quieren solamente ocuparse de la clase trabajadora. Hay muchos ejemplos de porqué esto es así. No voy a entrar en detalle ahora.
La cuestión es que gamifican justamente las empresas, los ambientes laborales. ¿Porque no las escuelas, los sistemas de salud, los geriátricos? La inversión se vería altamente recompensada con la gran respuesta que tiene la gente a estos sistemas. Pero claro, hay sectores de la comunidad que importan menos.

Ser consumidores de juguetes no es lo mismo que jugar
Ser consumidores de juguetes no es lo mismo que jugar

¿Qué queda? Hacer! Si, hacer! Hacer ese cambio que queremos ver. En nosotros, en nuestro pequeño entorno, hablando con un amigo, etc. Una maestra comprometida, puede llevar elementos de juegos a su clase. No necesita ir contra el sistema, puede hacerlo dentro de los programas. Una madre puede incluir juegos en las tareas, basta un poco de imaginación y algo de ocupación. Los tiempos de ocio, podrían ser tiempos de mejor calidad, no corridas a ningún lado para ver todo lo posible en la menor cantidad de tiempo, sin dejar un respiro a la respiración, al aburrimiento, a la contemplación. Sin freno, no hay asimile de cosas. Así como el sueño, el dormir, es importante para asimilar las cosas del día, el juego, el simbólico por ejemplo es bueno para que el niño asimile su realidad. Y el ocio y el aburrimiento, para generar cosas nuevas.
¿Que es una locura? No! Cada una de estas cosas está probada ¿porque no lo hacemos? Porque nos hicieron creer que las cosas funcionan mejor de otra manera. Y solo somos conejos detrás de una zanahoria. Innovar, parece ser un salto al vacío, cuando no lo es. Innovar, sobre todo cuando hay muchos ejemplos de que hay cosas que funcionan, es no sólo urgente, sino inteligente. Pero nos quedamos como siempre, porque esa es la forma, porque esto y porque lo otro.
Así es como el juego, tan importante, por tantas razones, queda relegado, como quedan relegadas, tantas otras cosas que nos hacen bien en la vida. ¿Porque lo seguimos permitiendo?
Pues bien, si quieres dar tu opinión sobre el tema, te espero en los comentarios, me encantará dialogar contigo. Y si quieres ahondar en estos temas, reflexionar más o fondo sobre ellos, y encontrar en el juego un método, una actitud, y muchas soluciones a los problemas, te invito al webinar que daré el próximo sábado, hablaremos de muchas de estas cosas que aquí nombro, y nos llenaremos de preguntas y muchas respuestas: ¿Qué es gamificación? ¿Qué son los juegos serios? ¿Qué cosas nos motivan y su relación con el juego? ¿Qué lugar de la sociedad a la infancia? ¿Juego y educación es posible? ¿Qué herramientas nos aporta el juego? ¿Cuáles son los resultados de emplear el juego en la educación? Y muchos temas más! Acceder al webinar
Porque el juego merece ser tenido en cuenta, porque como dije antes, es urgente que lo entendamos, que entendamos su importancia, y sus beneficios.
Un abrazo.

Para compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

0 responses on "El juego, el último en la lista"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas de nada!

top
X